La luna de ayer. Relato con foto. Ayúdanos a continuar

luna fondo blog 01

La enorme luna llena provocaba dos sombras alargadas sobre el húmedo asfalto poco transitado a esas horas de la noche. En silencio, rasgado sólo por el taconeo de sus zapatos y que a él le parecía la sinfonía más bella jamás compuesta, siguieron caminando como la primera vez que lo hicieron aquella madrugada en la que, con esa valentía temeraria que sólo un flechazo así te impulsa, se acercó y le invitó a una copa. El contacto de sus manos entrelazadas los hacía inexpugnables, dueños de sus vidas, seguros de que nada malo les podía suceder si se mantenían unidos en medio de un mundo que se desmoronaba a su alrededor.  Atrás quedaban dudas, malos momentos e incertidumbres propias de esta sociedad que vive en el aquí y ahora sin más proyecto que el próximo fin de semana o el siguiente enamoramiento.

El olor a tierra mojada y deseo inundaba el ambiente propio de las noches de agosto, en calma tras la tormenta, impregnando la atmósfera de esa pesada y dulzona sensación de sueños por cumplir.

Así pues, el destino, a veces cruel y a veces mágico, había provocado este reencuentro tras muchos años de olvido, remordimientos y finalmente indiferencia. Como si el efecto curativo de las acacias que les acompañaban en su paseo entrara por cada poro de su piel, él se sentía aliviado de todos los males que había sufrido desde aquella despedida inesperada cuando ella decidió romper con todo.

Caminando a su lado, quería retener cada uno de los detalles que hacían mágico ese instante. La sonrisa traviesa a media luz, su vestido vaporoso meciéndose dulcemente por la brisa pegajosa del estío, la ciudad dormida a su alrededor como gran cómplice de sus confesiones,  los labios apetecibles y esos susurros que ella tan bien manejaba en las distancias cortas, le provocaban esa sensación de  déjà  vu que le agradaba e inquietaba a partes iguales.

Tras un largo y profundo beso, él, impulsado por un extraño y maldito resorte, no se pudo contener y sabiendo que se acercaba al precipicio del que tanto le costó salir, hizo lo que se prometió una y otra vez que no iba a volver a hacer nunca.

Este es el comienzo de un relato que nos gustaría continuar con vuestras aportaciones. Deja correr la imaginación, tus dotes literarias  y  participa con nosotros. Gracias a tod@s!

Sesión fallera con Arturo.

sesion fallas 2013 Arturo 82

 

 

Podemos decir que Arturo (3años) es ciudadano del mundo. Padre francés, madre brasileña, nacido en Huesca y residente en Valencia. Menudo cóctel! Pero no quería dejar pasar estas fallas sin inmortalizarse en un lugar emblemático vestido de fallero. Está guapísimo, verdad? Genial la sesión. Me lo pasé “pipa” con él! Ya os enseñamos algo de la sesión de estudio que hicimos con toda la familia. Así que ya está acostumbrado a la cámara y a mis indicaciones (“qué pesao”-pensará). Lo hace de maravilla!! Gracias Arturo!!

Amor eterno

amor eterno baja 01

Bajaría al fin del mundo, /sería un pobre vagabundo/ si me lo pidieras tú./ Volaría hasta la luna,/robaría una fortuna,/si me lo pidieras tú./Dejaría vida y patria,/ abandonaría hasta mi casa,/si me lo pidieras tú./Se pueden reír de mí,/cualquier cosa haría por ti/si me lo pidieras tú.

Hymne a l’amour

Edith Piaf

Sostiene un estudio que las parejas que viven cuarenta años juntas son más felices. Según la publicación lo más difícil es el primer año de convivencia, el aprendizaje ante una nueva situación. Acoplamiento que necesita su período de rodaje, superando la presión social de ser felices constantemente con mensajes machacones que hablan de fracasos a nuestro alrededor sin tiempo a remontar altibajos, malos momentos o desvanecer espejismos. ¿Amor eterno? ¿Requiere esfuerzo o si es así ya no es amor?

Quemamos etapas a toda velocidad convirtiéndonos en mendigos emocionales, desnortados y, a fuerza de maltratarlos, olvidamos conjugar verbos como amar, convivir o respetar. Perniciosamente llamamos esposa a la compañera que no está para maniatar si no para entrelazar destinos. Buscamos a la media naranja perfecta cuando lo importante es complementarse. Crecimos con la imagen del príncipe azul de disney que se desdibuja y humaniza al pasar a tamaño natural. Cada vez con más frecuencia caemos en la trampa social del envoltorio sin ser capaces de descubrir trasfondos llenos de sensibilidad y sabiduría. Al despertar una mañana nos preguntamos amargamente si tiene sentido que aquella persona para la que lo éramos todo en la vida siga ocupando la AA en la agenda de nuestro teléfono.

En cambio, ¿por qué otras parejas consiguen esa conjunción de sentimientos, propósitos y metas? ¿ Será simplemente un grado adecuado de oxitocina el elixir de la fidelidad o influye la transmisión de valores y nuestra madurez emocional en las futuras relaciones? ¿Se aprende a convivir?

Otras veces leemos hermosas y trágicas historias de muertes prematuras tras la marcha de la persona amada. Vidas cojas y sin sentido que nos recuerdan al personaje Ricardo Darín en El secreto de sus ojos preguntando perdido ¿como hizo para aprender a vivir sin ella?

Fotoandeco

Marzo 2013

Fotos de “Los Vidal” hasta 7 de abril en La Beneficencia

IMG-20130324-WA0000

 

Te has pasado! Gracias Toni Ramos por el artículo que publicas hoy, en la edición de la Comunitat valenciana, del periódico LaRazón.