Amor eterno

amor eterno baja 01

Bajaría al fin del mundo, /sería un pobre vagabundo/ si me lo pidieras tú./ Volaría hasta la luna,/robaría una fortuna,/si me lo pidieras tú./Dejaría vida y patria,/ abandonaría hasta mi casa,/si me lo pidieras tú./Se pueden reír de mí,/cualquier cosa haría por ti/si me lo pidieras tú.

Hymne a l’amour

Edith Piaf

Sostiene un estudio que las parejas que viven cuarenta años juntas son más felices. Según la publicación lo más difícil es el primer año de convivencia, el aprendizaje ante una nueva situación. Acoplamiento que necesita su período de rodaje, superando la presión social de ser felices constantemente con mensajes machacones que hablan de fracasos a nuestro alrededor sin tiempo a remontar altibajos, malos momentos o desvanecer espejismos. ¿Amor eterno? ¿Requiere esfuerzo o si es así ya no es amor?

Quemamos etapas a toda velocidad convirtiéndonos en mendigos emocionales, desnortados y, a fuerza de maltratarlos, olvidamos conjugar verbos como amar, convivir o respetar. Perniciosamente llamamos esposa a la compañera que no está para maniatar si no para entrelazar destinos. Buscamos a la media naranja perfecta cuando lo importante es complementarse. Crecimos con la imagen del príncipe azul de disney que se desdibuja y humaniza al pasar a tamaño natural. Cada vez con más frecuencia caemos en la trampa social del envoltorio sin ser capaces de descubrir trasfondos llenos de sensibilidad y sabiduría. Al despertar una mañana nos preguntamos amargamente si tiene sentido que aquella persona para la que lo éramos todo en la vida siga ocupando la AA en la agenda de nuestro teléfono.

En cambio, ¿por qué otras parejas consiguen esa conjunción de sentimientos, propósitos y metas? ¿ Será simplemente un grado adecuado de oxitocina el elixir de la fidelidad o influye la transmisión de valores y nuestra madurez emocional en las futuras relaciones? ¿Se aprende a convivir?

Otras veces leemos hermosas y trágicas historias de muertes prematuras tras la marcha de la persona amada. Vidas cojas y sin sentido que nos recuerdan al personaje Ricardo Darín en El secreto de sus ojos preguntando perdido ¿como hizo para aprender a vivir sin ella?

Fotoandeco

Marzo 2013

4 pensamientos en “Amor eterno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s