La belleza

foto Luis Vidal Ayala

foto Luis Vidal Ayala

 

 

Reivindico el espejismo
de intentar ser uno mismo,
ese viaje hacia la nada
que consiste en la certeza
de encontrar en tu mirada
la belleza…
Luis Eduardo Aute

Época de claroscuros. Crisis pertinaz que lo tiñe todo con el halo del tenebrismo. Sociedad de contrastes y espejismos; vidas escritas en minúscula. Mercado de copias y falsificaciones como alegoría de un mundo lleno de inseguridades y miedos.
Abocados, por el vértigo de la vida, a quemar a toda velocidad momentos y relaciones sin que nos dé tiempo a descubrir en ellas el verdadero sentido de palabras como compromiso y respeto.
Al final, subsistencias oscuras como un cuadro de Ribalta  en el que las sombras hubieran ganado definitivamente la batalla sobre la luz.
En esta sociedad banal, plagada de apariencias y  quimeras, de iconos vacíos y zafios, de  perchas de pasarela con maquillaje de ocasión,  de arte de consumo fácil y prescindible que se olvida tan rápidamente como llegó, reivindico la belleza con mayúsculas.
Belleza interior, inmaterial y longeva. Esplendor en las actitudes nobles y fiables. Amor sincero y comprometido. Grandeza en cada gesto educado y respetuoso.
Miradas limpias que se encuentran y descubren sencillamente la Belleza.

Fotoandeco
Diciembre 2012

Recién salido de la imprenta el lienzo de Marlene Dietrich

Marlene Dietrich en la plaza de toros de Valencia. 16 de marzo de 1963. foto Luis Vidal Vidal

Marlene Dietrich en la plaza de toros de Valencia. 16 de marzo de 1963. foto Luis Vidal Vidal

 

Acabamos de recibir el lienzo que nos pidió nuestra amiga Mapi como regalo de reyes para su padre (enamorado de esta genial actriz). Lo compartimos con todos vosotros. Se trata de un lienzo 50×35 cm, que según me explicaba, se colgará en alguna pared del despacho de éste. Yo creo que le va a encantar! Como curiosidad os cuento que le lanzaba el ramo a “El Cordobés” que esa tarde toreó junto a Antonio Medina y Joselito.

La feria de Navidad

Foto: Luis Vidal Corella. 1925archivoLuisVidal

Foto: Luis Vidal Corella. 1925
archivoLuisVidal

La Navidad nos trae un montón de recuerdos en torno a ella como la canción de los niños en el sorteo de la lotería, las interminables comilonas con nuestras familias, el rito de las estrenas que nuestra abuela repartía orgullosa de sus nietos, el universo mágico y un tanto decadente del circo y por supuesto la feria. Qué niñ@ no ha disfrutado de la dulzura y pringue de esos algodones rosados (ahora también azules) o no ha soñado con conseguir ese premio al derribar tres latas con el rifle de aire comprimido. Quién no recuerda el olor a castañas y panojas,  la música a todo volumen en los autos de choque, las luces… ¿Y qué me decís de las atracciones? Cada año algo nuevo, más emocionante. El deseo de cumplir años para poder subir a la altísima noria y las distracciones de “mayores”. Por mi parte, nunca le encontré mucho gustillo a eso de las atracciones. Quizá porque un día me subí a una y yo creo que estaba en mal estado.  Aquello daba más vueltas de lo normal y bajé como un pato mareado, hasta el punto de darme un vahído. Aunque ya despunté, de más pequeño, cuando en los autos de choque iba por el carril que no se podía circular para no chocar con nadie…  En fin, recuerdos de Navidades como esta fotografía que os adjunto realizada por nuestro abuelo Luis Vidal Corella en 1925. La feria ha ocupado diversos espacios en la ciudad de Valencia. En ese año se instaló en los solares que había entre la estación del Norte y la Gran Vía Germanías.¿ Os habéis fijado en las dimensiones de la noria? ¿Y vosotros qué recuerdos tenéis de la feria?

Fotoandeco

Diciembre 2012

Nuevo año

nuevo año

Siempre me siento feliz. ¿Sabes por qué? Porque no espero nada de nadie; esperar siempre duele. Los problemas no son eternos, siempre tienen solución. Lo único que no se resuelve es la muerte. La vida es corta, por eso ámala, se feliz y siempre sonríe, solo vive intensamente. Antes de hablar, escucha. Antes de escribir, piensa. Antes de herir, siente. Antes de rendirte, intenta. Antes de morir, vive

William Shakespeare

 

Se apaga este año lleno de dificultades y sinsabores. Duros momentos para mucha gente que ha perdido su trabajo, que se siente superada por unas decisiones de las que no ha sido responsable. Personas que intentan mantener la dignidad a pesar de las injusticias de la vida y que hacen frente a la desdicha.

 

Y en esos momentos tan complicados, qué difícil es estar a la altura. ¡Qué fácil acudir al reproche! Bajar los brazos y rendirse. Pensar en el mañana mientras nos perdemos lo importante del hoy. Errores en esta sociedad que sólo valora el tanto tienes, tanto vales y el éxito a cualquier precio.

 

¿Por qué no sacar lo mejor de nosotros mismos en estos momentos de dificultad? ¿Por qué juzgar las decisiones equivocadas que llevaron a alguien a perder todo? ¿Fracaso de quién?¿Por qué no valorar al que cae y se levanta de nuevo?

 

Por tanto empecemos un nuevo año con el deseo de ser felices, sin sufrir por lo que no controlas. Tengamos el espíritu del estudiante, que desea aprender más, y no del profesor que enseña. No esperemos a ver pasar la vida, seamos protagonistas. En definitiva, ¡levantémonos y vivamos!

Todo depende de ti.

 

 

Fotoandeco

Diciembre 2012

La ilusión hasta en los momentos más duros

Foto Luis Vidal Corella. 1936

Foto Luis Vidal Corella. 1936

 

En el año 1936, ya en guerra civil, los sorteos de la lotería nacional pasaron a realizarse en Valencia. El primero se celebró el 1 de diciembre y los niños que cantaban los número y premios eran del Colegio Imperial de San Vicente Ferrer. La foto es de mi abuelo, Luis Vidal Corella. Os deseo mucha suerte a todos y, sobre todo, no perdáis la ilusión en ningún momento. Ni en los más duros.